Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Por razones que no vienen al caso, finalmente el proyecto que presento ahora no se llevará a cabo pero considero que tenía su gracia y puede ser tomado de referencia para pequeñas intervenciones de reformas de presbiterios. Se trata de la reforma del presbiterio de la "Capilla fonda" (Capilla del Santísimo) del templo parroquial de El Carmen de la ciudad de Vic.

El inicio del encargo es bastante significativo dado que seguramente es compartido por otras comunidades parroquiales. El encargo parte de que la comunidad actual, muy mermada, se encuentra dispersa en las celebraciones dominicales dada la gran dimensión de la nave principal del templo parroquial; por ello se propone arreglar la capilla honda situada, siguiendo los esquemas clásicos, a la izquierda del presbiterio. La capilla tiene unas dimensiones considerables, con una nave de casi 8 metros de luz y 15 de longitud cubierta con una bóveda de cañón, está decorada con ornamentación clásica, dotada con un coro en el fondo y un camarín con dos pequeñas sacristías a ambos lados . Podría ser muy bien entendida como una capilla dentro de otra.

El caso es que el espacio del ábside o camarín, donde está el altar preconciliar adosado a la pared, bajo la imagen del Sagrado Corazón, es insuficiente y no responde a los criterios del CVII, de forma que se dispuso un otra de madera de un antiguo lateral en posición versus popular (de cara al pueblo) que no tiene ninguna relación con el mobiliario de la capilla y, por otra parte, la sede y el ambón disponen de un espacio extremadamente reducido aparte lados del arco de triunfo de la iglesia previo del ábside. Además, el ambón y la sede quedan "encerrados" por una balaustrada que actúa de separador, a modo de antiguo combregatori, a ambos lados de las escaleras centrales.

Se podría haber planteado una distribución de la asamblea de forma central, pero esta opción quedó desestimada desde el principio; por tanto, todas las propuestas fueron en la línea de alargar el presbiterio. Las primeras propuestas todavía mantenían la esperanza de buscar una forma que hiciera más evidente la comensalidad eucartística, disponiendo bancos entorno el nuevo presbiterio, pero la comunidad parroquial desestimó para que consideró que el presbiterio era demasiado grande. En estas primeras opciones se estudió la disposición y la relación entre el "tridente litúrgico su-altar-ambón" donde hay una clara resonancia con otras intervenciones del despacho T113.

La opción final, que no se ha llevado a cabo a pesar de tener la aprobación y el visto bueno del rector y el representante de patrimonio del obispado a las reuniones, era una solución muy clara y "clásica": alineación del 'ambón, el altar y la sede en un mismo plano frontal a la nave alargando el mínimo imprescindible el presbiterio para poder cer un nuevo escalonado por delante de la existente a lo largo de la nave excepto el ámbito propio de la 'ambón. El nuevo presbiterio se prevé proyectado de madera, en consonancia con el nuevo zócalo perimetral acústico también de madera, de forma que se lee la intervención como una intervención unitaria y diferenciada respecto al conjunto de la capilla como se puede ver en la imagen renderizada. Los elementos del mobiliario litúrgico son una reinterpretación del texto de la `teofanía de Moisés, la zarza ardiente (Ex 3).