×

Mensaje de advertencia

The service having id "_mobile_whatsapp" is missing, reactivate its module or save again the list of services.

Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galeria d'imatges

"Vosotros, como piedras vivas, sois edificados por Dios como templo del Espíritu" (1Pe 2,5)

De acuerdo, la conocida canción de Bob Dylan lleva por título like a Rolling Stone (equivalente a "como un vagabundo") pero es bastante parecido al que sentí el pasado fin de semana 4 y 5 de mayo cuando participé en la quinta formación internacional de Living Stones en Zurich, Suiza, donde me pidieron una charla y un taller posterior de profundización sobre arquitectura religiosa moderna. (Se puede leer aquí)

Es difícil definir qué es "Living Stones", literalmente "Piedras Vivas". No es una ONG, aunque funciona a través del voluntariado; no es un movimiento juvenil, a pesar de la mayoría de sus miembros son jóvenes; ni tampoco es una fundación, aunque sí hay una cierta institucionalización atrás (el apoyo de la Compañía de Jesús) ... se trata más bien de una iniciativa pastoral que quiere comunicar y vivir la fe y el Evangelio a través de la belleza del patrimonio cultural de la Iglesia. En definitiva, suena mucho a lo de recomponer aquel "divorcio entre la fe y la cultura" del que hablaba, ya hace años, el Papa Pablo VI.

Al parecer, los inicios de Living Stones se encuentran en un voluntariado de comunicación de la fe que se hizo a modo experimental en la catedral de Frankfurt, hacia el 2003, con el nombre de Lebendige Steine. Posteriormente, esta experiencia arraigó en un grupo de jóvenes en torno del Gesú, la iglesia de los jesuitas en Roma, en 2008, y de ahí fueron surgiendo grupos por todo el territorio italiano y europeo. Detrás de todo esto hay Jean-Paul Hernández sj, profesor en la Universidad Pontificia Gregoriana que participó en el seminario interno de Patrimonio Sacro de la Fundación Joan Maragall, en mayo de 2018, al que CR pudo entrevistar. Aquí en Barcelona también hay un grupo de living Stones acompañados por Mn. Robert Baró, aunque el grupo más activo de la península se encuentra en Santiago de Compostela, donde se montan también unos campos de formación a parte de los "servicios" (visitas guiadas) que ofrecen.

Lo que me chocó positivamente de esta estancia en Zurich fue el hecho de encontrar unos 140 participantes muy motivados, atentos, con ganas de aprender (Por ejemplo, la charla de Andrea dell'Asta sj, director del Centro Cultural y Galería de San Fedele de Milán, sobre la temática de "la herida", fueron toda una "plática-plástica" de Ejercicios Espirituales!), alegres, festivos y, también, muy bien organizados. Por ello se entiende que se hable de "comunidades de Living Stones", porque los lazos de comunión entorno la fe y el arte acaban creando un modo de vivir, un way of life... like a living Stone!