Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

He aquí una vez una congregación religiosa que hizo una escuela en un barrio marginal a las afueras de Barcelona. Como no había parroquia, la capilla de la escuela acogía los servicios religiosos del barrio. Más adelante, gran parte de la gente del barrio se pasó al culto protestante, vino nueva inmigración de otras confesiones y se construyó una parroquia por el barrio al lado de la escuela. En definitiva, la capilla, sobredimensionada, ya no tenía uso y se escondía el presbiterio detrás de un cortinaje para usar el resto del espacio para el trabajo de lo que ahora se llama "la interioridad", un eufemismo de la palabra "espiritualidad" en versión laica en mi opinión.

Conscientes de que la situación no era la más adecuada, esta congregación contactó con el despacho para pedirnos un encargo singular: Reformar el espacio de la capilla para que, sin perder su carácter religioso y confesional, pueda servir para desarrollar tarea de la interioridad y sea a la vez un espacio acogedor para los alumnos de diferentes credos y religiones. De la interioridad en el interiorismo ... todo un reto que hemos asumido con ilusión, porque entendemos que puede resultar paradigmático para otras escuelas y hay que estudiar bien el caso.

Las dudas que me asaltan en este momento son las siguientes: Los espacios de la espiritualidad laica pueden ser equivalentes a los interreligiosos? Como mantener la identidad católica explícita de la congregación y su simbología sin que ésta sea percibida como extraña a los usuarios de otras religiones? Podemos superar la tentación "apofática", silente y abstracta, de tantos espacios de este tipo? Por otra parte, como evitar el collage-pastiche de simbologías diversas? A todo esto, como darle un enfoque pedagógico propio de un equipamiento escolar? ... En ello estamos y, mientras, voy buscando referencias cercanas que me puedan ayudar, como el "Espacio Interreligioso" de la Fundación Migra -Studium, la "Capilla Laica" (Sala de Reflexión) de Antoni Tàpies (imagen), o el "Espacio de Silencio" del Centro Sanitario de San Juan de Dios (video abajo)

L'espai silenci del Parc Sanitari Sant Joan de Déu