Pasar al contenido principal
Catalunya Religió Lun, 26/04/2010 - 01:18

(Jordi Llisterri-CR) La presencia del secretario de Estado del Vaticano ha dado un relieve singular al concierto inaugural del órgano de Montserrat que ha tenido lugar este domingo por la tarde. El cardenal Tarcisio Bertone ha otorgado a la construcción de este nuevo órgano una dimensión donde confluyen cultura y trascendente: "El órgano de Montserrat tiene como misión glorificar a Dios y, al mismo tiempo, proclamar bienaventurada a la Madre de Dios. También ha de difundir la cultura y crear espacios de encuentro y de intercambio que eleven los espíritus a través de la música". El cardenal ha recordado que "el Concilio Vaticano II dice que el órgano aporta un brillo admirable en las celebraciones de la Iglesia y contribuye con fuerza a elevar los espíritus hacia Dios. Humanismo y cristianismo se dan las manos para pacificar el corazón de las personas y mejorar el mundo en que vivimos".

En su intervención Bertone también ha destacado que "en un tiempo de crisis de valores es importante ver cómo la suma de muchas fuerzas puede crear belleza y armonía. Esta obra honra el pueblo de Cataluña, ennoblece su tejido social y enriquece su historia, tan ligada a esta casa de la Virgen". Estos elogios a la iniciativa del Monasterio benedictino han sido seguidos por el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, la mayoría de los obispos catalanes y el nuncio Renzo Fratini.

El abad Josep Maria Soler ha agradecido el patrocinio de Caixa Penedès para la construcción del órgano y a las personas que, individualmente o desde instituciones, han hecho una aportación de apadrinamiento. El abad de Montserrat también a remarcado cómo cultura y trascendencia confluyen en el órgano "que, además del servicio litúrgico, contribuirá a la dimensión cultural de Montserrat y ayudará a crear espacios de diálogo con el mundo de la música y del arte en general, como una concreción de lo que el Papa Benedicto XVI ha llamado simbólicamente "el atrio de los gentiles' que la Iglesia debe ofrecer como ámbito de encuentro con la cultura actual".

El concierto ha tenido una primera parte donde el benedictino suizo Theodor Flury ha interpretado tres piezas y una segunda parte con un Te Deum de Bruckner interpretado conjuntamente por la Escolanía de Montserrat, la Capilla de Música de Montserrat, el Orfeó Catalán, la Orquesta Sinfónica Julià Carbonell de las Tierras de Lleida y cuatro solistas vocales, bajo la dirección de Salvador Mas.

 

 

 

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.