Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, ha sido el primer prelado catalán a pronunciarse tras las detenciones de los miembros del Gobierno elegidos por el Parlament de Catalunya. En un mensaje en Twitter de las 9 de la noche de este jueves, el presidente de la Conferencia Episcopal Tarraconense se muestra "profundamente preocupado y triste por la situación que se ha generado hoy". Añade que "pido a Dios que se preserve la paz social", preocupado por las consecuencias de los encarcelamientos.

Pujol fue también uno de los primeros obispos en condenar la violencia policial del 1 de octubre a través de Twitter el mismo día del referéndum.