Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

El cardenal Omella pide "seny" i "diálogo"

(CR) El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, se ha pronunciado este viernes por la noche sobre el encarcelamiento de los líderes políticos catalanes. Pujol afirma en un mensaje en Twitter que "nos duele mucho la situación de los encarcelamientos, que hace más difícil un futuro en convivencia". Por ello, pide que "oremos por la paz y la reconciliación.

El presidente de la Conferencia Episcopal Tarraconense también fue el primero en manifestar en noviembre su preocupación tras el encarcelamiento de los miembros del Gobierno elegidos por el Parlamento de Cataluña o en condenar la violencia policial del 1 de octubre el mismo día del referéndum.

Por otra parte, este sábado por la tarde el cardenal Juan José Omella también ha publicado un mensaje en Twitter que habla de manera general de "un momento de pertubación" en la sociedad catalana. Sin referirse directamente a los encarcelamientos, el arzobispo de Barcelona dice que reza "por la paz y la serenidad" y pide "que el 'seny' de todos permita el diálogo, la convivencia y la hermandad de nuestro pueblo".

En un documento conjunto, el pasado mes de febrero los obispos catalanes expresaron que los "preocupaba" la situación de "prisión preventiva de algunos antiguos miembros del gobierno y de algunos dirigentes de organizaciones sociales". También pedían "una solución justa" a "un problema político de primer orden".

Otros obispos ya habían manifestado su malestar por los encarcelamientos de líderes políticos catalanes y la semana pasada el abad de Montserrat, Josep Maria Soler, visitó a Jordi Cuixart y Jordi Sánchez en la cárcel de Soto del Real.

Otros mitrados catalanes han pedido visitar a los presos pero no se les ha concedido el permiso. Este viernes si que ha estado con Oriol Junqueras el monje de Montserrat, Sergi Gelpí. Es el mismo monje que antes del 1 de octubre denunció que "han amenazado y en algunos casos hasta vulnerado derechos fundamentales".