Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) "Es importante para cualquier Estado tener unas buenas relaciones con el Vaticano". Desde este punto de partida Jordi Turull, presidente durante la legislatura que ahora termina del grupo parlamentario de Convergencia i de Unió, afirma que Cataluña deberá mantener acuerdos con la Santa Sede. "Queremos tener buenas relaciones con el Vaticano", asegura, y dice que la voluntad "es poder ejecutar los Acuerdos, hablar, y negociar, directamente desde Cataluña".

Turull lo cuenta dentro del ciclo de entrevistas "Cataluña y Religión" que han realizado a los líderes políticos catalanes CatalunyaReligió.cat y la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna. Añade que "nos gustaría que en el Vaticano hubiera una buena correspondencia con las ilusiones y las ambiciones que este país está llevando adelante de manera pacífica y democrática, más aún en un país con raíces tan cristianas".

El diputado de CDC también muestra confianza en el papel que tienen los obispos catalanes actualmente: "En los momentos claves y determinantes de Cataluña los obispos han estado al lado de la gente". Asimismo, explica que "es importante que las personas que sean el referente de la Iglesia católica en Cataluña sean muy sensibles a lo que se vive en Cataluña". También porque "la Iglesia debería ser la primera interesada en que hubiera gente que supiera conectar enseguida con el conjunto de la sociedad para hacer llegar su mensaje".

"Hay mensajes de obispos con una visión distorsionada de lo que es Cataluña"

En sentido contrario, Jordi Turull lamenta cuando desde fuera de Cataluña "hay algunos mensajes de obispos desde una visión absolutamente distorsionada de lo que es Cataluña". Por ejemplo, explica que cuando se ha hablado de la unidad de España como un bien moral, "en vez de facilitar que mucha gente abrace la religión católica, se ponen dificultades". Por eso cree que "una frase de esas no la debería decir nunca quien vive los valores de la fe católica".

Por otra parte, desde su partido defiende "la laicidad positiva, o la aconfesionalidad, que significa que debes mantenerte neutro, pero que no quiere decir que seas absolutamente indiferente". También destacada la aportación que hace la Iglesia a la sociedad: "Nosotros que muchas veces no hemos tenido ni instituciones ni gobiernos, muchas de las cosas y de manera de hacer y de ser de los catalanes existen en la iniciativa que muchos tuvieron en el campo social, en el campo sanitario, en el campo educativo".

Contra los prejuicios y el 'buenismo'

"La tolerancia y la integración es el camino", afirma Turull ante la diversidad religiosa que ha llegado a Cataluña. Explica que los recién llegados "deben asumir que aquí hay una realidad, unas costumbres y unos modelos de convivencia que se debe respetar" al tiempo que "evitar por parte de los poderes públicos discursos incendiarios que sólo ayudan a tener prejuicios". "Ni tantos prejuicios ni 'buenismo'", pide. Y asegura que "Cataluña siempre ha sido capaz de encontrar esta medida justa".

En otros temas de la entrevista Jordi Turull defiende la asignatura de religión en la escuela, que "debe ser religión, no catecismo". Y explica como durante la crisis también "han aflorado los mejores valores de las personas y muchas iniciativas para arropar a aquella gente que ha quedado a la intemperie".

Las entrevistas enteras a varios líderes políticos catalanes del ciclo "Cataluña y Religión" se podrán ver a través de las televisiones locales durante las próximas semanas. En este vídeo podéis ver un resumen de la conversación con Jordi Turull, entrevistado por Eulàlia Tort. En cada entrevista participa un profesor diferente de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna de la Universidad Ramon Llull, en este caso el director del Grado de Periodismo y Comunicación Corporativa, Marçal Sintes.