Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) Nuevo nombramiento pontificio para un catalán en Roma. El superior general de los Hermanos Maristas, Emili Turú, ha sido nombrado miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

El nombramiento ha coincidido con renovación de los miembros de tres dicasterios romanos y la confirmación de Francisco de sus máximos responsables: el cardenal João Braz de Aviz en Vida Consagrada, el cardenal Gianfranco Ravasi en Cultura, y el cardenal Jean-Louis Tauran (el que pronunció el último Habemus Papam) en Diálogo Interreligioso. Especialmente Braz de Aviz y Ravasi, són dos de los responsables vaticanos nombrados por Benedicto XVI que mejor representan la eclesialidad que promueve el papa Francisco.

Emili Turú formará parte de la cuarenta miembros del Congregación para la Vida Consagrada, que gestiona la relación de las órdenes religiosas con la Santa Sede. Los miembros de un dicasterio no trabajan en la curia romana pero forman el consejo que dirige estos organismos y que se reúne periódicamente. Turú, superior general de los maristas desde 2009, ya fue elegido para participar en el Sínodo de Obispos de 2012. Desde el 2012 también es miembro de la junta directiva de la Unión de Superiores Generales, que agrupa el máximos responsables de las órdenes religiosas masculinas a nivel mundial.

El hermano marista Emili Turú, se suma a otros catalanes que recientemente ha asumido responsabilidades en algún organismo de la Santa Sede. Dentro de la lista de nombramientos de este sábado también es relevante la elección de Ricardo Blázquez, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española, como miembro de la Congregación para la Vida Consagrada, o de Raúl Berzosa, obispo de Ciudad Rodrigo, en el Pontificio Consejo para la Cultura. Por otra parte, llama la atención la ausencia de mujeres como miembros del dicasterio de Vida Religiosa.