Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) 13TV, la cadena de televisión propiedad de la Conferencia Episcopal Española, ha conseguido una de las nuevas licencias de TDT que ha otorgado el gobierno español. Hasta ahora, la cadena emitía a través de una frecuencia alquilada. Con esta concesión ahora se ahorrará el alquiler para poder emitir y tendrá más autonomía.

Disponer de una frecuencia propia puede ayudar a disminuir las pérdidas millonarias de la cadena que hasta ahora se ha cubierto principalmente con ampliaciones de capital o créditos aportados por la Conferencia Episcopal. Por ejemplo, sólo en 2013 los obispos españoles tuvieron que destinar 5,6 millones de euros a la cadena.

El Ministerio de Industria ha anunciado la concesión de seis nuevas licencias de TDT que responden a la reorganización del espacio radioeléctrico que se inició el año pasado. Con 13TV, las otras corporaciones que tendrán una frecuencia nueva son Atresmedia Corporación, Mediaset, el Real Madrid, el Grupo Secuoya, y Kiss FM.

A pesar de los cambios en la dirección de la Conferencia Episcopal Española, la cadena no ha modificado su línea ideológica que ha sido motivo de varias protestas e incluso de una nota de los obispos catalanes. Los espacios informativos y tertulias mantienen el mismo grado de crispación y de identificación con los sectores más reaccionarios de la política española. La mayoría de tertulianos y presentadores provienen de la extinta IntereconomíaTV. Tras las quejas, sólo se ha dado más peso a la programación religiosa fuera del prime time de la cadena.

En julio del año pasado, 13TV incorporó Alfredo Urdaci como director de los servicios informativos y presentador de las noticias de la noche. El controvertido director de informativos de TVE durante el gobierno de José María Aznar, sigue siendo fiel a sí mismo. Este mismo lunes valoraba los resultados electorales en Cataluña diciendo que "no podemos evitar el recuerdo de aquellos tiempos en los que en Alemania se gritaba 'Ein Volk, ein Reich, ein Führer" y hablando del "tufo totalitario" de la lista ganadora con el 40% de los votos.

La producción propia de la cadena, marcada por las tertulias políticas (por ejemplo este martes con el portavoz de Manos Limpias como invitado), se completa con programas de sucesos y deportivos, combinados con emisiones de celebraciones litúrgicas.

La Conferencia Episcopal Española nunca ha explicado los datos completos sobre su participación accionarial en 13TV, de las aportaciones que ha hecho a través de créditos, ni de la procedencia de los millones de euros invertidos en el proyecto, a pesar de ser el propietario mayoritario de la cadena. Los gestores actuales de la cadena han fiado el proyecto a disponer de una frecuencia propia como la que ahora les ha otorgado el ministerio para aliviar los costes de explotación y hacer 13TV más viable. En 2013 habían declarado en el registro mercantil 38 millones de pérdidas acumuladas.