Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) El cardenal João Braz de Aviz presidirá este mes de mayo el acto central de la celebración del Año de Vida Consagrada organizado por la Unión de Religiosos de Cataluña (URC). El prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica vendrá a Barcelona el 9 de mayo. El programa incluye una conferencia y una eucaristía presidida por el cardenal dentro de un encuentro festivo para reunir los religiosos y religiosas de Cataluña celebrando el año de Vida Consagrada convocado por el papa Francisco.

Éste, sin embargo, sólo será uno de los numerosos actos de esta celebración en Cataluña. Este fin de semana, primero de Adviento, ya se abrieró el Año de la Vida Consagrada con varias plegarias a todos los obispados. Además de las celebraciones presididas por los obispos diocesanos, también se hicieron vigilias de oración en varios monasterios.

Dentro de los actos previstos destaca en enero un encuentro sobre la evangelización en el mundo de los jóvenes, una muestra de cine, y a finales de 2015, un festival de arte, música y testimonios sobre la Alegría y la Belleza de la Vida Consagrada. También será un año para fortalecer relaciones entre las órdenes religiosas y con la vida diocesana, y en febrero se hará un encuentro conjunto de las superioras y superiores mayores con los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense. Asimismo, en la asamblea de la URC de marzo asistirá el presidente de CONFER, el claretiano Luis de las Heras. A nivel más intern, se realizarán varios encuentros de formación, como la de febrero con José Antonio Pagola, y varios retiros y sesiones de ejercicios espirituales.

Un cardenal brasileño

Con la presencia del cardenal Aviz se consolida la relación del URC con la Congregación para la Vida Consagrada. Últimamente, han pasado por Cataluña los dos últimos secretarios generales de la congregación: Joseph W. Tobin hizo una conferencia en Barcelona en 2011, y este año participó en una encuentro con religiosos de la URC el franciscano gallego José Rodríguez Carballo, el actual secretario. Carballo también volverá a Barcelona este curso para hablar de los sobre los 50 años del decreto Perfectae Caritatis -el documento del Concilio Vaticano II sobre la vida religiosa- en la Facultad de Teología de Cataluña.

João Braz de Aviz es un cardenal brasileño que en 2011, cuando era arzobispo de Brasilia, fue nombrado por Benedicto XVI prefecto del organismo vaticano encargado de la vida consagrada, cargo en el que lo confirmó después el Papa Francisco. Una de sus principales preocupaciones ha sido rehacer las relaciones entre la curia vaticana y las órdenes religiosas. En los últimos años había sido una relación más tensa y de control de la vida consagrada que con el nuevo prefecto ha encarralido hacia una relación de colaboración y reconociendo. El Año de la Vida Consagrada proclamado por el Papa Francisco insiste en este línea, sobre todo por el seguimiento radical del Evangelio que representa la vida consagrada y su presencia en las "periferias".

Procedente de América Latina y vinoculado los Focolares, Aviz ha hablado de la Teología de la Liberación como de una teología "útil" para el redescubrimiento de "la opción preferencial por los pobres". De hecho, en 1983, él mismo sufrió las consecuencias de la violencia y las desigualados que vive el continente latinoamericano. En las favelas de Apacurana se encontró en medio de un tiroteo entre atracadores y la policía que estuvo a punto de costarle la vida. Recibió 130 balines de plomo en varias partes del cuerpo.