Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Xavier Sabé i Colom) Los cristianos del noreste de la República de Guinea son muy conscientes de los riesgos que conlleva el virus del Ébola. Lo explica en esta entrevista el salesiano Rafael Sabé, director de comunidad salesiana de Saint Alexis-Siguiri, que lleva más de 22 anys de misionero en África y que vive en Guinea desde los últimos dos años. Sabé ha sido nombrado miembro del Organismo Gubernamental de lucha y prevención del virus del Ébola en Siguiri, junto al doctor Emmanuel Camara del hospital de Siguiri.

Siguiri es una ciudad que se encuentra al noreste de Guinea, con una población de 30.000 habitantes. En febrero de 2014, el primer caso de infección por Ébola registrado en la región se produjo en Guinea Conakry. En estos momentos la enfermedad afecta a la región del África del Oeste, incluidos Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria.

¿Tiene algún caso del Ébola?

Sí, el 23 de julio, un joven afectado por el Ébola vino a Siguiri buscando el anonimato. Su mare en Conakry, siguiendo los ritos funerarios, lavó un difunto contagiándose del virus. A los pocos días ella cayó enferma y con ella su familia. La muerte de casi todos los miembros de la misma familia hizo pensar en la existencia de una maldición. Por eso un hijo cogió un taxi moto y vino a Siguiri, ciudad situada a 140 km de Kankan. El joven murió al día siguiente transmitiendo el virus a cuatro enfermeros, uno de los cuales murió ayer 2 de agosto.

¿Cómo reacciona la ciudad ante el virus en Siguiri?

Las autoridades locales han reaccionado muy rápidamente y bien. Todos los enfermos han sido reagrupados en un hospital exclusivo para enfermos del virus donde reciben cuidados intensivos. Después se ha constituido un organismo de prevención y seguimiento de la población, del cual formo parte, para detectar nuevos posibles casos.

¿Y la Iglesia? ¿Está comprometida en este trabajo de erradicación del virus?

Hay varios médicos católicos que están comprometidos en este trabajo. En las iglesias hemos colocado recipientes con productos desinfectantes para que la gente se lave las manos. Hoy mismo al final de las dos eucaristías que he celebrado ha habido unos treinta minutos de sensibilización sobre la realidad del virus del Ébola. El 14 de agosto por la noche celebraremos una procesión marial con antorchas pidiendo a María la gracia de su protección. Muchos cristianos están rezando el rosario todos los días.

¿Cómo vive estos momentos la comunidad cristiana?

La existencia del virus provoca un temor real. En la celebración eucaristíaca nos deseamos la paz oralmente, pero no nos damos la mano físicamente. Es una manera de sensibilizar que la prudencia es necesaria. Antes de entrar en el templo parroquial la gente se lava las manos. Yo creo que la gente es consciente.

¿Y la comunidad salesiana? ¿Cuáles son sus proyectos?

La comunidad salesiana continúa haciendo su trabajo normal. A pesar de todas las dificultades que vivimos intentamos transmitir la fe en un Cristo resucitado, un Cristo vivo, un Cristo que nos ama, un Cristo que nos acompaña siempre y un Cristo que nos transmite paz. Trabajamos sin miedo, con prudencia pero con una gran paz en el corazón. Por ejemplo, esta tarde el patio de la misión de Saint Alexis de Siguiri en las actividades del oratorio estaba totalmente lleno de chicos, de chicas, de jóvenes jugando al fútbol... Los chicos se lavaban las manos y jugaban como nunca. De cara al próximo curso estamos pintando las clases para los alumnos de la escuela primaria. Esperamos construir una nueva aula y, si el Señor lo permite, esperamos comenzar la construcción de la escuela profesional. Yo tengo confianza que al menos en esta ciudad y región de más de cien mil habitantes se pueda haber controlado el virus al cabo del mes. No se ha detectado ningún caso nuevo, eso quiere decir que estamos en el buen camino.

SOBRE LA EPIDEMIA: origen, riesgos y transmisión

Doctor Emmanuel Cámara, ¿es grave esta epidemia de virus de Ebola?

Es la más grave de esta enfermedad que se ha visto hasta ahora, no sólo por el número de víctimas que se ha cobrado, sino también por su amplitud geográfica, ya que afecta simultáneamente cuatro países. El ÉÈbola es real.

Háblenos un poco sobre este virus.

Este virus causa una fuerte fiebre hemorrágica viral, ocasionando una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa y muy severa que afecta tanto a animales como a seres humanos.

¿Cuál es el origen de esta enfermedad?

Se considera que los murciélagos son portadores naturales del virus del Ébola. Estos murciélagos pueden morder a los animales, y el hombre, al cazarlos, se contagia, convirtiéndose en transmisor del virus.

¿Cómo se transmite el virus?

Se transmite por contacto directo con líquidos corporales infectados como la sangre, la saliva, el sudor, la orina o los vómitos del enfermo.

¿Cuántos días se tarda en incubarlo?

El período de incubación varía de 2 a 21 días, aunque lo normal es de 5 a 12 días.

¿Cuáles son los efectos para distinguir el virus?

Los síntomas son variables; el inicio suele ser, generalmente, súbito y caracterizado por fiebre alta. Pero en pocos días aparece en todo el cuerpo una erupción provocando hemorragias de sangre por la boca y diarreas con abundantes pérdidas de sangre.

¿Quienes son los que tienen más riesgos de padecer esta enfermedad?

Sencillamente los familiares, los vecinos, amigos más cercanos y el personal sanitario.

¿Hay alguna vacuna o tratamiento para curar al paciente?

Aunque no hay tratamiento específico ni vacuna para las personas, esto no impide que se pueda luchar para curar al paciente. Cuando hay una buena alimentación, con buena rehidratación, cuando hay una buena cobertura antibiótica, el organismo tiende a luchar contra la enfermedad. De momento, la única manera de detener la expansión del virus es la identificación temprana de los afectados, su aislamiento en unidades especializadas y el seguimiento y vigilancia activa de los contactos que hayan mantenido en los últimos días. Pero si el enfermo llega con la enfermedad muy avanzada es muy difícil su recuperación.

¿Hay alguna estadística sobre los casos de ébola que ha sufrido Guinea Conakri, Sierra Leona y Liberia?

Los datos del 4 de agosto 2014 nos dicen que en Guinea hay 485 infectados, de los cuales 358 han muerto, en Sierre Leona 646 casos, 273 muertos, en Liberia 468 casos, con 255 muertos, y en Nigeria 4 casos, con 1 muerte. En total se calculan unos 1603 casos registrados 887 muertos en los cuatro países.