Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) Este lunes comienza la segunda semana de los Encuentros de Animadores de Cantos para la Liturgia que desde hace más de cuarenta años se organizan en Montserrat. Un centenar de personas participarán en las tres sesiones que se hacen este verano. Es una semana intensiva de música que incluye la práctica musical, la posibilidad de compartir experiencias con otros animadores de cantos, y de participar en la vida monástica de la Abadía de Montserrat. Desde primera hora de la mañana hasta las diez de la noche que se cierra el día cantando en las plazas del santuario.

En cada sesión semanal los asistentes también pasan un día en el Monasterio de Sant Benet y participan en las celebraciones de la comunidad. Las benedictinas han estado siempre implicadas en la organización de los encuentros. Es un día más lúdico donde los participantes también comparten una paella en el bosque.

Desde allí tres responsables de la organización explican la finalidad de esta experiencia: Natàlia Aldana, benedictina de Sant Benet; Andreu Martínez, monje de Montserrat; y Montserrat Lluveras, animadora de cantos a una parroquia de L'Hospitalet de Llobregat. También recogemos el testigo de uno de los jóvenes participantes, Elies Pérez, y de una de las participantes que repite cada año, Maria Cinta Jardí.

Los organizadores explican como los encuentros son sobre todo un espacio para dar respuesta a las necesidades de los animadores de cantos. Cuando se trabaja el canto de las celebraciones la gente de las parroquias lo valora y lo agradece. También el hermano Andreu explica cómo empezó a asistir a los encuentros organizados por el padre Gregori Estrada y al cabo de los años se quedó como monje de Montserrat.