Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) Sin cantos y con gestos apropiados. Esto es lo que pide el cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en un documento que ha enviado a los obispos de Conferencia Episcopal Española. El texto lo ha hecho público este jueves el obispado de Lleida a través de su web.

El documento aclara un tema que se puso a debate durante el Sínodo de Obispos sobre la Eucaristía del 2005 (Propositio 23) y la exhortación apostólica Sacramentum caritatis del papa Benedicto XVI de 2007, donde invitaba a las congregaciones competentes a estudiar si era necesario modificar el momento del signo de la Paz durante la eucaristía. Un tema generado principalmente de la liturgia del movimiento catecumenal, ya que muchos "kikos" hacen el gesto de la paz antes de la consagración. En cambio, en el ritual actual figura después, justo antes de fracción del pan y de comulgar.

La Carta Circular de la Congregación del Culto, estima "conveniente conservar el rito de la paz en su puesto tradicional y no introducir cambios estructurales en el Misal Romano". Pero al mismo tiempo, el documento ofrece unas "sugerencias prácticas" que pone a la consideración de los obispos. Explica que el ritual prevé la invitación a darse la paz como una posibilidad y que por tanto "debe ser omitido" si "se prevé que el intercambio de la paz no se llevará a cabo adecuadamente". Invita a evitar "gestos familiares y profanos del saludo" y sustituirlos por "gestos más apropiados",

Entre los "abusos" sobre los que alerta hay que se haga un canto de la paz que no está previsto en el ritual, ya que "sugiere un tiempo mucho más amplio para el intercambio de la paz". También pide que se eviten "los desplazamientos de los fieles para intercambiarse la paz" o que "el sacerdote abandone el altar para dar la paz a algunos fieles". Son indicaciones para conseguir "un signo litúrgico con sentido religioso y sobriedad" que no favorecen algunas prácticas actuales. Según el documento de la Congregación "si los fieles no comprenden o demuestran no entender el significado correcto del rito de la Paz, se debilita el concepto cristiano de la Paz" y resulta "infructuoso". También invita a hacer una catequesis específica entre los fieles.

En su argumentación, el documento recoge una amplia cita de la Exhortación de Benedicto XVI que siempre se mostró más tradicional en las formas litúrgicas. La cita recuerda como el anterior papa alertaba "de expresiones exageradas" y de "cierta confusión" en el momento de darse la paz entre los fieles. Para Benedicto XVI "el alto valor del gesto no queda mermado por la sobriedad necesaria para mantener un clima adecuado a la celebración". 

El texto está fechado el 8 de junio, con la aprobación del papa Francisco, y ha sido transmitido esta semana a todos los obispos de España. El texto de la "Carta Circular sobre el significado ritual del don de la Paz en la misa" se puede leer íntegramente aquí .