Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

El Instituto Víctor Seix de Polemologia i la Universitat Internacional de la Pau, han concedido el Memorial Joan XXIII de la Paz al amigo obispo, Joan Godayol i Colom. El acto de entrega del memorial se celebrará en Mataró.

Según he podido leer, el veredicto del jurado destaca “las cualidades humanas del obispo Joan, manifestadas a través de una trayectoria de diálogo y de servicio, especialmente entre los pueblos indígenas de los andes peruanos, concretamente en la Prelatura de Ayaviri. Así mismo se le describe como un hombre de paz, de talante abierto y dialogante, cercano a todos los que buscan con sinceridad, aquí y en Perú, la justicia y la paz”

Dicen también de él, que “fiel a los postulados de la teología de la liberación, en medio de un mundo marcado por los conflictos, Joan Godayol, sigue prodigándose por la concordia con buen humor y esperanza”.

En pocas palabras describen magníficamente al Padre-Obispo Joan, un hombre evangélico que de verdad cree en Jesús y que como Él, vive a impulsos del Espíritu. Ese Espíritu que le hace ir ligero de equipaje, dando ánimos a su paso, perdonando y mirando siempre el lado positivo de las cosas.

Joan Godayol, es sin duda un Profeta del Reino, un cantor de la Buena Noticia de la salvación, un amigo de los pobres y un trabajador incansable y positivo, ¡optimista!, de la viña del Señor.

Mucho he aprendido al lado de este maestro amigo que tiene un corazón con las infinitas dimensiones de la caridad y que a iempo y a destiempo, con alegría, contagia su fe, sus anhelos, su esperanza y su amor incondicional a María, la madre de Jesús, que es para el padre-obispo, su madre y modelo de humildad, de compromiso y de compañera de camino.

Bienvenido este reconocimiento al obispo Joan, un buen pastor que como Juan XXIII -que da nombre a este Memorial- será recordado por su sencillez, su bondad y su alegría.

Gracias, Joan, y que el Dios de la vida siga bendiciendo generosamente tu ministerio y siga sembrando en medio de la Iglesia y de la sociedad, las semillas del Reino que no tardarán en dar sus frutos.

Déjame terminar Joan diciéndote que, si hay algunos que no entienden tu misericordia infinita, o que se ponen nerviosos por tu libertad evangélica, lo mismo le pasó a Jesús, y sin duda Él es tu Maestro y guía

http://www.cugat.cat/noticies/videos/101127-memorial-joan-xxiii.flv