Después de los cuatro primeros versos, que sirven de saludo e introducción, la primera carta de Juan comienza afirmando que Dios es luz y que hay que caminar en la luz. Acto seguido, casi de forma yuxtapuesta, se afirma la presencia del pecado, realidad, que no puede ser negada. Sigue el texto, que leemos en la segunda lectura de este domingo (1 Jn 2,1-5). Comienza con la advertencia de no pecar. Visto lo dicho al comienzo de la carta, notese que el autor tiene presente la doctrina de los dos caminos, formulada aquí en el vivir en la luz o vivir en el pecado.

Este pasado lunes 13 de abril tuvo lugar la segunda sesión del seminario interno sobre patrimonio sacro de la Fundación Joan Maragall, donde contamos con las ponencias de José María Riba, director del MEV, y los arquitectos Tom Ivars y Guillermo Maluenda, autores de la parroquia de San Francisco de Paola, en Diagonal-Mar. De esta última intervención hablaré en otro momento, así que hoy me hago eco de la charla de José María Riba.

Páginas